Cuenca Azul imagen aleatoria

Plan demarcación del Ebro 2015-2021

 

6J: Segundo encuentro de Cuenca Azul sobre el Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro 2015-2021

Cuenca Azul celebrará el próximo 6 de junio de 2015 en Zaragoza el segundo encuentro para debatir sobre el Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro 2015-2021.

Será en la Asociación de vecinos La Paz de Zaragoza (calle Oviedo, 181, Zaragoza).

Programa:
10:30h –Qué opinan en Europa del Plan Hidrológico del Ebro (PDA, FNCA),
11:30h – Análisis económico de costes. Costes desproporcionados ¿como evaluarlos?.
12:00h – alegaciones al II ciclo de planificación del Plan del ebro. Aportaciones.
13:30h – Comida
15:30h a 17h – Debate, temas varios: Plan hidrológico nacional, estrategias futuras, participación

Como llegar:
Ver mapa en Google Maps

Se puede llegar allí en autobús con las líneas 23, 31 y 42.

En tren, en la estación Delicias coger el autobús línea 34 hasta la parada de Fray Julián Garcés, 54, para hacer trasbordo a la línea 31 o 42 hasta la primera parada de San Antonio de Padua.

Alegaciones al Plan de Prevención del Riesgo de Inundaciones

ALEGACIONES AL “Proyecto de Plan de gestión del riesgo de inundación D. H. Ebro” publicado en el BOE No 114 de 30 de diciembre de 2014.

Alegaciones al Plan de Prevención del Riesgo de Inundaciones (482 KB)

El Tribunal Suprem admet a tràmit el contenciós de la Plataforma en Defensa de l’Ebre contra el Pla Hidrològic de Conca

El moviment social celebrarà la catorzena piraguada pel riu el pròxim dia 13

El Tribunal Suprem ha admès a tràmit el contenciós-administratiu presentat el passat mes de maig per la Plataforma en Defensa de l’Ebre (PDE) i Depana contra el Pla Hidrològic de la Conca aprovat pel govern espanyol. El recurs davant l’alt tribunal espanyol és un dels fronts oberts pel moviment social per lluitar contra la llei que redueix el cabal ambiental del tram final de l’Ebre prioritzant els regadius aigües amunt del riu. Durant les pròximes setmanes, de fet, la PDE té previst formalitzar finalment davant la Comissió Europea la presentació d’una queixa contra el Pla. Aquestes reivindicacions es visualitzaran també en la catorzena piraguada per l’Ebre convocada pel pròxim 13 de juliol.
La lluita jurídica dins l’Estat espanyol és un dels àmbits estratègics en la lluita contra el Pla Hidrològic de l’Ebre que la PDE va decidir obrir arran l’aprovació definitiva del document a finals del passat mes de febrer. L’acceptació a tràmit per part del Suprem suposa, doncs, per al moviment social, una reafirmació de les seves tesis sobre la política del govern al PP al respecte, a qui retreuen que l’aplicació del Pla pot liquidar ambiental, econòmica i socialment el tram final del riu i el seu Delta. En l’àmbit jurídic espanyol, la PDE treballa colze a colze amb les principals organitzacions ambientals de l’Estat.
Conscient, però, que la influència de l’executiu espanyol al territori estatal pot resultar un escull important per avançar exitosament en aquest procés judicial, l’atenció se centra en bona mesura cap a les decisions que pugui prendre Brussel·les. “A nivell europeu, el nivell de pressió del govern espanyol és mínim. Però aquí és molt forta. A Brussel·les està molt desacreditat. I fins i tot ens pot anar bé que ens pressioni”, ha assegurat el portaveu de la PDE, Manolo Tomàs.
Recorda el portaveu que l’executiu del PP té “molts contenciosos” oberts a Europa en matèria ambiental “i els perd tots”. La possibilitat que l’exministre d’Agricultura, Miguel Arias Cañete, arribés a comissari del ram seria, a ulls de Tomàs, un “greu error” i un “descrèdit total” per a la Unió Europea, a qui han fet arribar els seus incompliments quan va passar pel govern espanyol.
Durant les pròximes setmanes, el moviment social formalitzarà la presentació de la queixa contra el Pla Hidrològic de la Conca de l’Ebre davant la Comissió Europea. Confien que la legislació comunitària, “modèlica” en temes ambientals, pot acabar incidint favorablement en la protecció del tram final del riu. El text, ha precisat Tomàs, es troba fet i redactat, però encara no s’ha pogut revisar completament ni signar, fet que ha retardat la presentació.
Com a tercer àmbit de l’estratègia, i per reforçar la lluita europea, la PDE continua apostant també per la mobilització social, en sentit ampli. Aquí s’inscriu la catorzena edició de la tradicional piraguada en defensa de l’Ebre, que tindrà lloc el pròxim diumenge 13 de juliol amb l’habitual recorregut de dotze quilòmetres entre Xerta, Aldover i Tortosa. El moviment social ofereix un total de 174 places en piragües individuals, dobles i, fins i tot, unes poques en barques amb motor. Els tiquets es vendran als punts habituals del 4 a l’11 de juliol per 15 euros cadascun. També s’hi poden afegir persones que disposin d’embarcacions pròpies.
Segons ha explicat Tomàs, la catorzena edició d’aquesta piraguada tindrà un caire més reivindicatiu, atès que l’acció a l’Ebre serà el referent a l’Estat dels actes reivindicactius del Big Jump, en defensa de la conservació dels rius europeus. “Mantenim la lluita, baixem el riu, això no s’atura sinó que agafem embranzida i qui vulgui prendre’n nota, que la prengui”, ha tancat el mateix portaveu.

COAGRET rechaza la aprobación definitiva del Plan de Demarcación de la Cuenca del Ebro

Desde la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases, rechazamos la aprobación definitiva del Plan de Demarcación de la Cuenca del Ebro que previsiblemente llevará a cabo el Consejo de Ministros de hoy. Entendemos como un fracaso de la CHE como organismo de Cuenca, y del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, que tras 7 años de tramitación, y de contar con aportaciones relevantes tanto por parte de la comunidad científica, como de las organizaciones ecologistas y conservacionistas, no se haya tenido en cuenta estas voces y se saque adelante un Plan decepcionante, perdiendo una oportunidad para adaptar la gestión convencional de explotación de recursos hídricos a las nuevas necesidades ambientales que exige la sociedad del Siglo XXI y ampara la Directiva Marco del Agua.

El nuevo Plan de Cuenca alienta la hidroesquizofrenia por la expansión del regadío y usura por las concesiones del agua propias de principios del Siglo XX, cuando las realidades socio económicas y ambientales nada tenían que ver con la situación actual. El objetivo de la Directiva Marca era planificar teniendo en cuenta no hipotecar nuestro futuro ni el de las generaciones futuras, planteando la conservación de los recursos en cantidad y calidad suficiente. Evitar el deterioro y alcanzar el buen estado ecológico eran las vías para este objetivo. Sin embargo todo esto se ha ninguneado en este Plan donde al final se están generando unas expectativas irreales que nos llevan a una burbuja del agua similar a la que vivimos en la construcción e infraestructuras de tan negativas consecuencias.
La demanda agraria se sustenta en el desarrollo de 445.000 ha de nuevos regadíos, sumados a los 965.000 ha actualmente existentes que irremediablemente continuará degradando los ecosistemas acuáticos tanto por la escasez de caudales circulantes como por la contaminación difusa asociada.
Una de las piezas claves para el no deterioro de los ríos y el alcanzar el buen estado son los caudales ambientales. Estos caudales ambientales, siguiendo los criterios de la DMA, deberían haberse realizado con total transparencia y con un debate técnico-científico abierto entre expertos para obtener la mejor propuesta técnica posible, sin embargo se ha presentado con total obscurantismo dentro de la ingente cantidad de documentación del Plan sin ninguna posibilidad de debate.
La razón de este obscurantismo es la manipulación técnica en la determinación de caudales ambientales que obedece a un único criterio, el caudal ambiental es el sobrante una vez se han aplicado los balances para las 1.410.000 ha previstas en este Plan. El procedimiento técnico “por casualidad” da este resultado. En este sentido, subrayamos la gravedad de que en el Plan se incluyan unos caudales ecológicos para el Delta del Ebro que condenan a muerte a la desembocadura del río.
En el Plan se incluye también la construcción de 35 nuevos embalses (más de2.100 Hm3) de capacidad y se continúan manteniendo las expectativas sobre 44 mas (más de 850 Hm3), encaminados a incrementar el almacenamiento de recursos hídricos. Todos ellos afectan a zonas de alto valor natural y en no pocos casos amparadas con figuras de protección incluidas en la Red Natura 2000. Denunciamos el cinismo del Plan al justificar muchos de estos embalses como medida ambiental para tener caudales ecológicos, cuando precisamente lo que hace un embalse es desregular el funcionamiento natural de un río, y a causa de esa desregulación están obligados (o deberían estar obligados, de hecho ahora no lo están) a dejar pasar por lo menos una caudales ambientales. El cinismo aumenta cuando el estado se compromete a financiar parte de las obras a causa de que deje esos caudales ambientales, dando a entender de facto que los usos son previos a los caudales ambientales, por lo que tales usos han de ser compensados por dejar los caudales ambientales.
Por tanto, uno de los grandes fracasos del Plan es continuar con la política de grandes embalses, que generan conflictividad social y jurídica, como son los casos de Yesa, Biscarrués, Mularroya, Aguaviva o Las Torcas.