Cuenca Azul imagen aleatoria

La PDE denuncia que el Gobierno no quiere fijar caudales ambientales del Ebro

ABC

(06/09/2009)

La Plataforma en Defensa del Ebro (PDE) ha acusado al Gobierno español de querer modificar la Directiva Marco de Aguas de la Unión Europea para no tener que fijar unos caudales ambientales para el río Ebro.

Según han afirmado hoy los portavoces del movimiento antitrasvasista del tramo final del río Ebro, el Gobierno español aprovecharía la presidencia europea, que iniciará el próximo mes de enero, para poner sobre la mesa una modificación de la directiva.

“Adaptarían la normativa para España, Portugal y Grecia para no tener que fijar caudales ambientales”, ha sostenido hoy uno de los portavoces de la PDE, Manolo Tomàs.

La no fijación de estos caudales ambientales, denuncia la Plataforma, facilitaría las detracciones de agua del Ebro e incluso, posibles nuevos trasvases.

Sobre los trasvases, la PDE ha ido más allá y ha asegurado que se ha pactado “políticamente” un trasvase del Ebro entre comunidades autónomas y que este pacto se habría realizado con el consentimiento de la vicepresidenta primera del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Este trasvase, que habrían pactado Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana, se realizaría a través de obras de regadío como el canal Xerta-Sénia.

Ante estas sospechas, la Plataforma en Defensa del Ebro ha anunciado que está manteniendo contactos en el ámbito español para constituir un grupo de presión formado por ONG y científicos que buscarán en Bruselas apoyos para evitar incumplimientos o modificaciones de la Directiva Marco de Aguas.

Comentarios no permitidos.